Desde hace aproximadamente 20 años, cada 12 de octubre cientos de indígenas acuden al Parque Nacional de Tikal, al norte de Guatemala, para demostrar al mundo que los mayas no forman parte del pasado, que siguen vivos, a pesar de las circunstancias de pobreza y desigualdad en la que vive la mayoría de la población indígena en Guatemala. En el país centroamericano la celebración del 12 de octubre se denomina Día de la Raza, pero los indígenas no se sienten incluidos en este término. “El Día de la Raza es el día del criollo y del mestizaje, es el día de ellos, no de nosotros. Los indígenas no nos sentimos representados, no creemos que sea democrático llamarlo así cuando más de la mitad de la población en este país es indígena”, afirma Salvador Cutzal, líder indígena y fundador de nuestra escuela.

Este año también se ha celebrado el evento y parte de nuestra escuela ha asistido, a pesar de las dificultades, a celebrar y a aprender de los abuelos. Fotos de nuestra voluntaria Aina Xifré Solé.